diumenge, 22 d’agost de 2010

1000 km

Y otros 1000 km. Esta vez con reposo en Ponts (Lleida), mi pueblo natal.
A través de los mil quilómetros, he vivido mil sensaciones, mi retina ha fotografiado mil imágenes, mi mente ha imaginado mil historias, algunas de ellas incluso de las que no se pueden contar. Pero de entre las mil si que voy a explicaros alguna.

A través de los mil quilómetros he visto mil paisajes: tierras blancas y secas llenas de olivos en Andalucía; explanadas lisas con grandes campos de cereales, campos de Castilla; lomas ingratas pero bien aprovechadas con buenas vides; desiertos eólicos aragoneses; vergel de arboles frutales ilerdenses… Todo un recorrido para la reflexión y el contraste de las tierras interiores de la península que dicen mucho del carácter de las gentes que las viven.

Y lo común en todos los paisajes es un nuevo cultivo que se está imponiendo. Altas margaritas metálicas de 3 pétalos, sin olor y sin color, que giran al son del viento y que sobresalen en los diversos paisajes a lo largo de los 1000 quilómetros. Y otro cultivo más bajito y cuadriculado, encarado al sol como los girasoles pero que permanecen estáticos y sin pipas y que también van ganando terreno en diversos lugares…


Me pregunto que me voy a encontrar en mi próximo viaje al sur, a lo largo de los mil quilómetros que supongo que seguirán distanciándome, plantado en sus tierras. ¿Reconoceré el paisaje?



De momento, he dejado atrás esta linda puesta, fotografiada desde el espejo retrovisor...

4 comentaris:

  1. Las energías naturales están de moda, lo malo es que como tu dices llenan los campos de altos molinos que recogen la energía del aire, y placas solares destinadas a poder tener mas comodidades a la hora de "gastar" energía. Aun así el campo que sigue quedando tal cual y el cielo a través de esas hermosas puestas de sol...no tienen precio.

    Un abrazo de bienvenida

    ResponElimina
  2. Esas margaritas de tres pétalos -metáfora bellísima-, ejercen una atracción sobre mí. Supongo que como una abeja es atraída por una flor (de metal)... Y ese ruido...

    ResponElimina
  3. estoy con dissortat sobre esa preciosa metáfora que has hecho..
    la verdad es que hay muchos contrastes con los paisajes que puedes ver en 1000kms..a mi me encanta esa diversidad.

    ResponElimina
  4. Ponts, la Baronia de Rialb... aquests nogueresos es colen fins i tot sota les pedres. Sóc de Cubells i ara ja m'aniré posant al dia. Petons.

    ResponElimina