divendres, 15 de gener de 2010

Una no-recomendación literaria

Me acabo de terminar este libro del que adjunto foto. Curiosamente cuando he buscado una imagen del mismo por internet me han salido muchas en que el titulo había "subido" a 13,99€. No sabía que se le podía cambiar el titulo a un libro de una manera tan gráfica, pero en este caso debe ser posible.
En fin, que curiosidades aparte como esta, no hace falta que perdáis el tiempo leyendo esto. Me lo compré porque en su momento causó su revuelo ya que su autor, Frédéric Beigbeder, creativo publicitario, harto de la mentira y la falsedad reinante en el mundo de la publicidad, escribió sus vivencias intentando hacer un retrato de este mundo, lo cual le llevó a encabezar las listas de libros más vendidos a la vez que le llegó el fulminante despido como brillante creativo publicitario.
Ni me ha gustado el contenido, ni las formas, ni el sentido, ni nada.
Aunque claro, en esta vida, incluso los relojes parados tienen razón dos veces al día, y siempre hay algo que extraer. Para que os hagais una idea de lo corrosivo del texto os incluyo un fragmento (bastante light) del libro que incluso, según como lo mires, te hace sonreir...
[...]"La vida trancurre así: naces, mueres, y entre lo uno y lo otro tienes dolor de tripa. Vivir consiste en tener dolor de tripa: a los 15 años, dolor de tripa porque estás enamorada; a los 25 años, porque te angustia el porvenir; a los 35 porque bebes demasiado; a los 45 porque trabajas demasiado; a los 55 porque ya no estas enamorada; a los 65 porque te angustia el pasado; a los 75 porque tienes un carcer generalizado. En los intervalos no habrás hecho otra cosa que obedecer a tus padres, más tarde a los profesores, luego a tus jefes, después a tu marido y finalmente a los médicos. A veces sospechabas que te tomaban el pelo, pero ahora es demasiado tarde, y un día uno de ellos te comunica que vas a morir y entonces, bajo la lluvia, te meten en una caja de madera, bajo la tierra del cementerio de Bagneux."[...]

1 comentari:

  1. Pues el fragmento que nos ofreces, igual tiene su... "aquel". De todas maneras te aseguro que no entraré este libro en mi lista de libros en espera "remota".
    Cansados saludos

    ResponElimina