dimarts, 8 de desembre de 2009

Amanecer

¿Es lícito dejar que surjan algunos sentimientos, independientemente de las circunstancias, dando rienda suelta al corazón con peligro a desbocarse?¿ O es mejor hacer uso del raciocinio que ponga freno a la efervescencia, neutralice la sinrazón y evite delicadas consecuencias?
¿Con cuál de las dos opciones seremos más libres o más esclavos?



















Au! Vinga, amunt, amunt
Obre els teus ulls i amunt
Puja a la barca amb el teu bagatge
I recorda que la vida és teva.
Tinc un clavell per tu
Sé que potser em poso on no puc,
Però un somriure teu
Em faria un sant amb la feina acabada. I es així que…
Tinc un clavell per tu
Apa! Pren-lo, doncs.
Per què esperar més
Mira que el temps passa. I tanmateix…

(Tinc un clavell per tu, fragmento de la canción de Lluis Llach en su album I punt.)

¡Vamos, venga, arriba, arriba!
Abre los ojos y arriba.
Sube a la barca con tu bagaje
y recuerda que la vida es tuya.
Tengo un clavel para ti,
se que puede que me meta donde no debo
pero una sonrisa tuya
me haría un santo con el trabajo terminado.
Y es así que...
Tengo un clavel para ti
¡Va, cógelo!
¿Por qué esperar más?
Mira que el tiempo pasa. I sin embargo...
(Traducida para que nadie pierda detalle)







1 comentari: