diumenge, 8 de maig de 2011

Bloque de al lado (I)

Controlo a unos cuantos vecinos del bloque de al lado.
Mi intención no es esa pero la ventana que tengo junto al ordenador está a 20 metros del bloque vecino. Ese edificio tiene sus hermosos balcones hacia ese lado y los llevo observando, casi sin querer, desde que se construyó el edificio. Sólo he hablado en alguna ocasión con una de las familias porque sus hijos y los míos iban al mismo colegio. Con los demás nunca he cruzado palabra, ni sé como se llaman, ni nos saludamos en la calle. Nada. No sé ni siquiera si ellos me conocen porque creo que yo los veo a ellos pero ellos no me ven a mí. Sin embargo he ido sabiendo muchas cosas de cada uno en los 10 años que llevan por aquí cerca, sólo con observar desde mi ventana: conozco a los miembros de las familias, he visto crecer barrigas y después crecer niños, he visto las novias de algunos de los que vinieron ya con unos añitos, he visto celebrar fiestas y reuniones familiares varias, he visto como cuidan y riegan las plantas, como tienden y recogen la ropa, sus cenas de verano en el balcón, he visto como algunos han cambiado algunos muebles, veo las respectivas señoras de la limpieza. Los tengo catalogados a todos. El que toca el bajo y pasa casi tantas horas en el ordenador como yo, y que a veces he pensado que sin saberlo podríamos estar chateando el uno con el otro; la señora esclava de la limpieza, siempre con el trapo en la mano, cada día y ya de buena mañana saca brillo a todo lo que pilla, limpia los cristales incluso los días de lluvia; el matrimonio metrosexual, que se cuidan a tope, que hacen incluso gimnasia en el balcón, pero que no saben que cuando no están su hijo sale también a ese balcón a fumase los porritos; la que peina el gato en el alféizar; el que hace de ejecutivo entre semana y de buen padre los sábados y domingos llevando a las niñas al parque con las bicicletas y que sin ser guapo para mí tiene un atractivo especial a pesar de que va perdiendo pelo,… en fín, todo un mundo. Y nunca mejor dicho, porque detrás de cada ventana hay un complejo mundo, como lo hay por supuesto detrás de la mía.

(Continuarà…)

2 comentaris:

  1. Osti, jo que soc un voyeur nat, disfrutaria vivint ahi i espere disfrutar d'aquests relats, quan torne, és calr...

    ResponElimina
  2. te imaginan que sean seguidores tuyos?? jaja...

    ResponElimina