dissabte, 26 de febrer de 2011

El arte de ser flexible

Este era el titulo de la conferencia a la que asistí el pasado jueves, a cargo de Walter Riso, en la que presentaba este, su último libro. Y efectivamente el ser flexible podemos decir que es todo un arte. Encontramos muchas mentes rígidas, mentes “roca”, en las que el conocimiento y la experiencia se han solidificado de tal manera que han hecho seres arrogantes, egocéntricos, dogmáticos, cuadriculados, fundamentalistas y obscuros. En el polo contrario de esto, tenemos hoy en día a las mentes líquidas, mentes “agua”, sin constancia ni sustancia, que huyen del compromiso, que carecen de estructura básica, que les da lo mismo todo, son las mentes postmodernas. Pero el camino del medio que siempre suele tener lo mejor de cada extremo es el de las mentes flexibles, mentes “arcilla”, que son moldeables y eso les permite tener la virtud correctiva, pueden avanzar, se pueden reinventar, se permiten escudriñarse en si mismas para mejorar y el reparar o el decir que están equivocadas no les provoca ningún trauma. Y en definitiva, ser flexible no es cambiar necesariamente, simplemente es hacer el ejercicio de cruzar ideas con otro para ver qué ocurre. Y esto, amigos míos ¿es o no un arte?

5 comentaris:

  1. Una idea molt interessant.Sempre és necessari tenir la ment oberta.

    ResponElimina
  2. Puse algo de este hombre en mi blog, te pasaré el enlace exacto. Viva un mundo sin ataduras, en ello esta el secreto del amor verdadero. Muaka

    ResponElimina
  3. pienso que tiene algo de innato también. si se tiene habilidad para mantener la mente abierta de esa manera que Riso nos indica es un arte; sin duda.
    podríamos proponernos más a nosotros mismos esta flexibilidad.

    ResponElimina
  4. Un arte sí, pero tan imprescindible como poco corriente.

    ResponElimina