dimecres, 19 de maig de 2010

Serie Flores (IV). Ramillete en la rama

Para Lenore: Lo prometido es deuda.
Te lo digo con flores: Te dedico esta imagen que sé que te gustará.
Siempre recuerdo a un maestro que tuve que no se cansaba de decir que la naturaleza era una "maravilla" porque todo en ella está calculado, todo funciona con precisión (si no rompemos ningún engranaje, claro), su belleza es cautivadora y la simbiosis puede ser perfecta. ¡Que lástima que tantas veces no tengamos presente que nada es porque sí y que si a veces no funciona como un reloj quizás sea porque algo hemos hecho!
Ya lo dijo Shakespeare: Procurando lo mejor estropeamos a menudo lo que está bien.

9 comentaris:

  1. La mateixa filosofía que et comentava abans.

    ResponElimina
  2. Mucha razón tenía aquel inglés...

    ResponElimina
  3. Quines flors més maques.M'agrada molt la teva reflexió,si no et fa res m'agradaria penjar-la amb un enllaç cap al teu blog.^^Espero la teva resposta abans de fer-ho d'acord?

    ResponElimina
  4. Muchísimas gracias. No sabes el bien que me hace este regalo y esta hermosísima reflexión, en estos momentos. Que aunque ya dije en mi blog, que no eran especialmente malos, son de muchos cambios y vividos con una gran desinquietud. Gracias por acordarte de mi, por estas flores, por tus palabras y por estar aquí.

    Mil besos

    ResponElimina
  5. Por cierto, ¿me lo puedo llevar a mi blog?

    ResponElimina
  6. precioso regalo compartido, laura.
    besos.

    ResponElimina
  7. Precioso regalo. Que la magia te acompañe en tu senda.

    ResponElimina