divendres, 27 de novembre de 2009

El por qué de algunas cosas

Permanecí unos años de mi vida como aletargada, dejando la vida pasar, viviendo pero sin intervenir demasiado, hasta que esta vida me hizo un clik y empecé a descubrir cosas. Empecé poquito a poco a tener intereses diversificados y de una cosa pasé a otra queriendo cada vez más. Se me abría un mundo de posibilidades infinitas y yo tenía unas ganas increíbles de alcanzarlo todo. Empecé a hacer cosas, bailar, pintar, fotografiar, hacer cerámica, estudiar mil cosas, caminar, subir, bajar, mucho salir y poco entrar, tocar la guitarra, escribir, ir a exposiciones y asistir a conferencias, ir al cineclub a ver películas muy interesantes aunque poco comerciales, en fin, muchas cosas.
Princess, una amiga mía siempre me decía: “Eres mi ídolo. Yo de mayor quiero ser como tú!”
Entre estas, mi vida cambió radicalmente por varias circunstancias que acontecieron a la vez. Un cambio de trabajo bastante insólito que provocó otros cambios en cadena en varios ámbitos. Muchas horas de reflexión. Muchas decepciones que digerir. Mucho trabajo para intentar renacer de las cenizas como el ave Fénix. Al final: objetivo conseguido. (Aunque a veces no quiero pensar en lo que he sacrificado por el camino)
Ahora sigo teniendo unas ganas ilimitadas de hacer cosas, pero el día solo tiene 24 horas y para mí eso no es nada. Intento combinar de la mejor manera posible la formación que necesito a nivel profesional con todo lo que me interesa hacer a nivel personal, sin olvidarse de los amigos que son un jardín que no hay que descuidar para que no crezcan las malas hierbas y no muera ni una flor. La vida social es muy importante para mí. Y los amigos, un tesoro de valor incalculable!
Mi ritmo sigue siendo frenético pero lo compenso con algunas sesiones de yoga i/o taichí y un poco de meditación que me ayudan a equilibrar mi interior. Todavía no han producido el cambio de vida que quizás debería emprender, cambio de vida interior, pero todo llegará. Tiempo al tiempo.
Ahora, a veces soy yo la que le digo a Princess: “Yo de más mayor, quiero ser como tu ahora” y ella se ríe, porque me entiende.
De momento le he cogido el gusto a esto de las letras, yo que toda la vida he sido de ciencias, pero hasta en eso he cambiado. Y con ello me he introducido en el mágico mundo de los blogs. Y a partir de aquí han surgido otras cosas y claro, esto es un no parar. Vas tirando del hilo y pueden salir hasta conejos blancos o palomas como el mago las saca de la chistera.
En fín, que me he decidido a abrir esta ventana desde donde podréis observar como brilla en este universo mi estrella, la estrella 19 de la constelación de Casiopea. Observadla con atención, miradla con cariño, seguidla y leedla con entusiasmo y habladle con el corazón en la mano.

2 comentaris:

  1. ¡Qué vitalidad! Yo ya no estoy para tantas cosas, y a veces lo lamento, y no poco. Mi vida sedentaria (básicamente sólo trabajo y crío a mi hijo xDDD), es, las más de las veces, un verdadero "coñazo" (me gusta trabajar y cuidar de mi hijo, no creas); pero vamos, espero que algún día me salte ese click que me impulse de nuevo a hacer cosas. Pienso en hacer muchas y diversas, pero mi psiquiatra dice que estoy disgregado. Y tiene razón, al final quiero abarcar tanto que me "pierdo"; así que lo mejor será centrarme en algunas pocas cosas y relajadas.
    También entré en este mundillo de las letras, y la verdad es que no me arrepiento, aunque lo he intentado dejar en alguna ocasión, (esas ganas de nada...), pero no me han "dejado" (mi psiquiatra tampoco me lo recomienda xDDDD), así que seguiré allí, en el Bosque de la Larga Espera, viendo pasar a una gran diversidad de personas de todo el mundo, que me ayudan a creer que tengo "amigos" por por doquier (iluso).
    En cuanto a Casiopea, ¿por qué? ¿Hay algo que te una a la Casiopea de la mitología? Y respecto de la constelación, ¿la estrella 19 es la "Estrella de Pearce"? ¡Qué preguntón estoy! xDDD ¡¡¡¡Parezco un crío!!!!! (Eso es mi Síndrome de Peter Pan)
    ¡Saludos y adelante!
    P.S.: Te espero donde siempre, bajo el olmo, ahora sin hojas.

    ResponElimina
  2. Anem a pams!
    No et diguis ilús per confiar en les persones. En tot cas d'aquests que passegen pel teu bosc ni deu haver de tots, de bons, de no tant, dels que passaven per allà i dels que mai deixaran de passar-hi. Tu has de saber que en pots esperar de cadascún i no preocupar-te de la resta.
    Casiopea i 19 es un joc de paraules que no tenen res a veure ni amb la mitologia ni amb l'Estrella de Pearce, que no sabia ni que era i que m'has fet anar a buscar-ho. No em facis desvellar-te tots els meus secrets, tot i que pots preguntar-me el que vulguis. Ja saps que contra el vicio de pedir està la virtud de no dar.
    El Sindrome de Peter Pan no és tant dolent. Té la seva màgia.
    Espero saber trobar l'om del que parles!

    ResponElimina