dimarts, 29 de març de 2011

Estar feliz no es serlo.


Acabo de darle vueltas al oráculo de las hadas para ver qué destino me pronosticaban hoy y leo:
"El hada de la alegría baja volando hoy para ponerse a tu lado y darte esa capacidad de ser feliz a pesar de que el mundo se esté cayendo a tu lado y, para ello, te ayudará a reconocer la felicidad en las pequeñas cosas de la vida, esas que en realidad son inmensas y que no pueden comprarse simplemente porque no se venden.
Una cosa es estar feliz, y otra muy distinta es serlo, porque estar feliz dura solo un momento y serlo es una forma de caminar por los senderos infinitos del universo".

¡Qué oportuno ha sido hoy el oráculo!¡Al final hasta voy a creer en él!
Uff, voy a salir al mundo, a ese que se está cayendo a mi lado, a ver si logro sostener alguna cosita y me hace sentir feliz....



dilluns, 21 de març de 2011

Sin darse cuenta

Me había enamorado de él perdidamente, pero no se daba cuenta.
Medía mis palabras con mucha prudencia para decirle lo que le quería sin decírselo, precisamente para que no se diera cuenta.
Lloraba cuando veía que lo perdía y no entendía por qué no se daba cuenta.
Y tuve que aprender a desenamorarme sin que él se diera cuenta.
Finalmente el tiempo nos separó y el dolor, que no el amor, fue apaciguándose sin darme cuenta.