diumenge, 14 d’agost de 2011

Luna llena

Anoche no pude dormir. Pero no era de nervios, sino de la pura emoción. Me vestí y fui a dar un paseo por el jardín. En lo alto del cielo había una exuberante luna llena que daba al jardín una pátina metalizada. El aire olía a jazmín y al aroma embriagador de un arbusto típico de aquí que sólo florece de noche. El día había sido húmedo y caluroso, y la noche también lo era. Al notar el soplo de una cálida brisa, de repente me dije: "¡Estoy en la India!"

He subrayado la India porque el lugar podría ser cualquier otro. De hecho no podía haber llegado a esta página del libro en mejor momento porque este fragmento parece haber sido escrito para mi, aquí y ahora. Y mi aquí y mi ahora no estan en la India, sino en Gualter (Lleida) pero la luna luce igual de exhuberante, el aire huele igual de bien y muy de tarde en tarde también sopla una ligera brisa. 
Deseo que todos disfruteis del mismo paisaje nocturno espectacular.

3 comentaris:

  1. Yo no disfruté de la luna de agosto este año. Pero esperaba que bastantes mujeres pariesen víctimas de su poderoso influjo, aunque ya sé que es un mito popular. La "pechá" de mujeres cumplidas y bien cumpliadas que he tenido que ver hoy en la "Brigada V", y las que veré mañana.

    Precioso fragmento.

    ResponElimina
  2. Honey, erraten, wer Sie sind. Ich möchte das Abwerfen der Haut mit den Deutschen?

    ResponElimina
  3. El siguiente comentario lo va a hacer la Canciller Merkel xDDDD

    ResponElimina