dijous, 25 de febrer de 2010

La curiosidad mató al gato


¡¡¡La KGB no descansa!!!
A veces hay preguntas de las que se intuye la respuesta.
Con la actuación de la "KGB" las respuestas se hacen evidencias.

4 comentaris:

  1. ¿Qué "gato" se ha muerto? ¿Será el del dragón o el del caballero?
    ¿Qué respuesta puede ser tan evidente que la pregunta pudo no haber sido formulada?
    (Tendré que poner un infiltrado de la Abwehr para poder averiguarlo. ¡Grrrrr! Estos del KGB están hasta en la sopa. Miraré hasta en el inodoro, por si acaso) O_=

    ResponElimina
  2. El dragón me importa poco. Yo me intereso por el caballero (y su entorno).

    ResponElimina
  3. Espero que el KGB no haya descubierto la finalidad de la "Operación Caballero", porque espiar la información considerada como classificada de otro estado está considerado un acto grave, y suele acabar como mínimo, con la ruptura de relaciones diplomaticas entre ambos Estados.

    ResponElimina
  4. La KGB ha topado con algún descubrimiento pero sin espiar. Y mucho menos información clasificada. La KGB no ha entrado en ningún otro estado y por lo tanto no ha cometido ningún acto grave así que no cabrá ruptura alguna. Pero, amigo mío, a veces se presentan pruebas tan evidentes que habría que ser ciego o tonto para no interpretar. Y la KGB otra cosa puede ser, pero tonta no.

    ResponElimina